fbpx

Tipos de nube o entornos

Ventura Soluciones
8 Jul. 2020

La semana pasada les contamos un poco sobre las industrias que pueden tener un software ERP en la nube y concluimos que, implementar un ERP no depende del tipo rubro en el que se encuentre la empresa, sino qué tan preparada está para implementarlo.

Aquí es en donde el tema es crítico.  Es necesario que sepas qué es lo que estás buscando, cuáles son tus opciones y de saber que un entorno cloud es la mejor decisión para tu empresa, aquí te enseñamos los tipos de nube y las modalidades de servicio que existen.

Tipos de nube

Nube pública

La nube pública es una clasificación de cloud computing que hace referencia a los servicios y productos Cloud que se brindan usando una nube que es compartida por todos por igual.

Cuando una persona contrata una nube pública, tiene garantizados los recursos que compró, pero estos están internamente entrelazados y dependen de la misma infraestructura que otros clientes, aunque nunca sabrán, realmente, con qué clientes o sitios comparten la nube donde alojan su información.

Este tipo de nube ofrece flexibilidad porque solo se debe pagar por lo que se utiliza.  Lo que significa un gran ahorro porque no hay necesidad de comprar y mantener hardware, ni de contratar más personal para gestionar su mantenimiento.

Además, pueden implementarse rápidamente y acceder a ellas a través de cualquier dispositivo con conexión a Internet en el momento que prefieran.

Nube privada

Aquí nos referimos a entornos de cloud computing donde los servicios, recursos e infraestructura se encuentran dedicados a una organización.

Al contratar una nube privada estás contratando no solo el servicio de computación en la nube, sino también el hardware, redes, dispositivos de almacenamiento y todo lo que hace al concepto de “nube”.

La ventaja principal es la mejora en la seguridad de los sistemas, redes y, sobre todo, un incremento en la protección de datos, algo en lo que la nube pública ha demostrado tener grandes carencias. Además ofrecen una total independencia a nivel de infraestructura, ideal para hacerlos tolerantes a fallos relacionados con nubes públicas.

Un ejemplo de nube privada puede ser el servicio Virtual Private Cloud (VPC) de Amazon Web Services.

Nube híbrida

Este tercer tipo de nube se caracteriza por ser un mix entre lo que ofrecen las dos nubes anteriores.  Aquí las organizaciones obtienen la flexibilidad y la capacidad informática de la nube pública para tareas informáticas básicas y menos delicadas, mientras que mantienen las aplicaciones y los datos críticos, para la empresa, en la infraestructura local.

En suma, ofrece una mezcla perfecta que permite al cliente ser dueño privado de algunos tipos de recursos, mientras que comparte otros, de carácter público, con diversos clientes.

Ahora que conocemos los tipos de nube, podemos hablar de las modalidades de servicios.

Modalidades de servicios

SaaS (Software as a Service)

Este es un modelo que permite la adquisición y/o uso de softwares sin que se compren licencias. Es decir, adquieres un software, pero sólo pagas por aquello que utilizas en determinado período o situación determinada.

Está destinado al usuario final y puede ser utilizado desde la nube, sin que tengas que instalar nada. Un usuario con conexión a internet accede al servicio y lo consume.  Hablamos de plataformas de streaming de vídeo, una red social, un videojuego online, una plataforma de gestión empresarial, etc.

PaaS (Platform as a Service)

Es similar al SaaS, la diferencia está en el hecho de que el primero se trata de un software y el segundo de una plataforma, que sirve para crear, hospedar y gestionar un software. En simple, aquí contratas un ambiente en la nube, en el que puedes desarrollar tus propios softwares y aplicaciones, acorde a tus necesidades.  Con este modelo las empresas no necesitan adquirir softwares, hardwares, licencias o sufrir con costes de manutención.

IaaS (Infrastructure as a Service)

Este modelo ofrece infraestructura como servicio. En otras palabras, da la posibilidad de alquilar dispositivos virtuales de infraestructura en lugar de comprarlos.  El IaaS dispone de hardwares que corresponden a la memoria, almacenamiento, procesamiento, etc. 

El cobro se hace teniendo en cuenta algunos factores, como el número de servidores virtuales, la cantidad de datos, etc.  Depende mucho de cómo y con quién trabajas.

 

Si deseas saber más o te interesa implementar un software ERP en tu empresa, puedes contactarnos aquí.

Post Anterior

Puntos de dolor en la industria de manufactura

Post Siguiente

Equipos Virtuales: estrategias para gestionarlos